IMG_2755

Las pajillas de plástico “suckean“. Conozca alternativas para hacer el cambio

En el mundo se utilizan unos mil millones de pajillas diariamente, 500 millones sólo en los EE.UU. Es un producto que se usa y se desecha de inmediato, pero que tarda cientos de años para ser absorbido por el medio ambiente. Son una de las 10 categorías de objetos que más contaminan el mar, así que deshacernos de ellas sería un gran paso. Quien no haya quedado profundamente dañado de por vida, pero consciente del daño que causan luego de ver el video de la tortuga herida, no es un ser humano (les dejo el link del video en caso de que queden algunos ojos vírgenes por ahí https://www.youtube.com/watch?v=4MPHbpmP6_I&feature=youtu.be).

Estamos claros que la mejor pajilla es ninguna pajilla, sin embargo algunas personas con discapacidad y/o con enfermedades las necesitan, los niños las aman y seamos francos, tomarse una bebida “frozen” sin ellas es todo un reto, así que acá les muestro varias alternativas sostenibles.

Pajillas de Papel

Para empezar estas no solucionan el tema del desperdicio. Siguen siendo un producto de un solo uso y estamos claros que entre menos las consumamos, mejor para todos.  Al no ser pensadas para que duren, se arrugan fácilmente a punta de mordiscos, pero debo decir que las nuevas no tienen ese desagradable sabor a parafina que tenían antes. Son las más baratas y algunas vienen de cadenas de producción las cuales usan materias renovables que se descomponen en 45 a 90 días. Ahora bien, pueden ser muy divertidas porque las hacen con todo tipo de diseños y patrones por lo que funcionarían bastante para fiestas y eventos.

Pajillas de vidrio

Me encanta cómo se ven y no me van a decir que ver el líquido subiendo no entretiene, ahora bien se puede calentar según la bebida que elijamos. Honestamente me siento como cuando pequeña, que me ponían el termómetro de vidrio en la boca y me asustaba con que si lo quebraba y me tragaba el mercurio me iba a morir, así que no me encanta la sensación entre los dientes, sin embargo hay algunas que tienen una funda de silicona en la punta que evita esto (yo no las conseguí). Otros aspectos positivos: son hipoalergénicas, , fáciles de limpiar (normalmente vienen con un cepillo para este efecto) y uno claramente se da cuenta si están sucias (especial para gente con algún padecimiento inmunológico, obsesivos compulsivos, germófobos y afines). Perfectas para tener en casa o si sos muy cuidadoso también se puede llevar en el bolso, aunque para viajar hay otras opciones más amigables.

Pajillas de Bambú

La opción más ecológica, sobre todo si consigues una marca que las produzca orgánicamente, son completamente biodegradables y cuando se rompen pueden servir para sostener algún tallo en el jardín o para hacer composta. Con respecto a la sensación en boca es agradable, se siente uno de vacaciones en la playa y se mantiene siempre a una temperatura adecuada, sin embargo sí añade a lo que estás tomando un sabor a madera sutil, es más difícil de limpiar pues no es un recipiente tubular perfecto y se recomienda cada cierto tiempo hervirlas con vinagre y agua durante 10 minutos (proporción de 1 de vinagre por cada 20 de agua). Si bien no son eternas, su precio es bastante cómodo, por lo que las considero una muy buena opción.

Pajillas de acero inoxidable

Tienen un diseño contemporáneo que va bien con todo, de gran durabilidad, muy fáciles de lavar pues casi siempre vienen con su limpiador de pipas incluído.  Hay de todos los grosores y las hacen también con una curva. Mi hija Sofía quedó enamorada de una pajilla rosa iridiscente y ahora nunca sale sin ella. La gente que está acostumbrada a masticar la pajilla a veces teme partirse un diente, pero yo que suelo hacerlo no he tenido hasta ahora problemas, por otro lado el metal es un buen conductor, tanto del frío y el calor. Se pueden incluso conseguir con una funda de silicona protectora, hasta ahora no la he necesitado. No añade ningún sabor a las bebidas y pueden guardarla como yo en una bolsita de tela o en cualquier estuche de lápices, para llevarla a todas partes.

Pajillas de acero inoxidable colapsables

Tiene todas las ventajas de las anteriores con la gran ventaja de que al ser colapsables son más portátiles, caben en cualquier lado y son muy fáciles y divertidas de armar y desarmar, los niños son fans de este modelo.  Se limpia con un cablecito que trae en un costado. Lo único que me da pesar es que si se rompe la pajilla de silicona que lleva adentro pues tanto la cajita plástica que funge como contenedor como lo que contiene, pasarían a la basura. Sería una buena idea que en el futuro tengan repuestos sin cajita para que uno pueda reponer la pajilla nada más y no le genere a uno culpa extra, pero no hay duda que es una buena idea.

Recuerden siempre decirle al mesero: sin pajilla por favor , si son despistados como yo y se les olvida, se les va a amargar la salida.  Ahora que ya se decidieron por la suya, cuéntenme su experiencia, que acá entre todos aprendemos.

10 Comments

  1. Reply diciembre 17, 2018
    Randall Santamaría

    Excelente !!
    Hace poco , por recomendación de mi hija menor , ya no uso pajillas plásticas y éste artículo complemento la explicación que en ese momento ella me compartió. Ahora ella y yo portamos pajillas de acero a todo lado. Gracias por hacer conciencia !!

    • Reply diciembre 19, 2018
      greenhumanwannabe_by8153

      Maravilloso! los hijos son grandes maestros, me alegra mucho que te haya gustado 🙂

  2. Reply diciembre 18, 2018
    Diana

    Me encantó el artículo, principalmente porque cuando hablan de pajillas no logro evitar el recuerdo del video de la tortuga herida.
    No sabía de la gran variedad de pajillas no plásticas que existen, de hecho me reí con la parte del reto del

    • Reply diciembre 19, 2018
      greenhumanwannabe_by8153

      En el ámbito de lo sostenible por suerte cada día hay más productos que explorar 🙂

  3. Reply diciembre 18, 2018
    Diana

    Me reí mucho con el “reto de Frozen”, yo soy de las que sufre al tomarlo sin pajilla jaja.
    Me encantó el artículo, de fácil lectura e información novedosa.
    Felicidades!!

    • Reply diciembre 19, 2018
      greenhumanwannabe_by8153

      Me alegra un montón que le haya gustado, gracias por tomarse el tiempo de escribir es todo un halago.

  4. Reply diciembre 20, 2018
    Carolina Madriz

    Muy buenas recomendaciones!… hay en el mercado pajillas que dicen biodégradables pero me temo que no es yan real…. ¿sabes algo de ellas?…. unas las venden en Pequeño Mundo y no tienen ninguna referencia. vLo otro que seria bueno es saber donde encontrarlas y las alternativas en el mercado tico…. digo para mantenernos en lo local!
    Gracias Gis por la información… espero con ansias el próximo tems.

    • Reply enero 20, 2019
      greenhumanwannabe_by8153

      ¡Hola Caro! Gracias por el “feedback”, de hecho ya en la segunda entrega estoy especificando a dónde pueden conseguir los artículos, ya sea en Costa Rica o en línea para que todos se puedan orientar mejor. Con respecto a las pajilla biodegradables de las cuales hablas, no las conozco pero en general intento no promover artículos de un solo uso, aunque se degraden luego, por otro lado mucho de lo llamado biodégradable necesita de un sistema de compostaje industrial (no sé si este es el caso) pero lo que estoy segura es que difícilmente van a poner separar la basura para hacer estos procesos, ni creo que tengan los medios, así que ante la duda mi recomendación es no usarlas. Te adjunto un par de links donde podés leer más al respecto. La importancia de los bioplásticos y la biodegradabilidad Questions raised over green credential of biodegradable plastic straws

  5. Reply enero 21, 2019
    Amira Jalet

    Genial, está genial el artículo¡¡¡

    • Reply mayo 5, 2019
      greenhumanwannabe_by8153

      Gracias Ami felices de que disfrutes la lectura y que aprendamos en conjunto 🙂

Dejanos tu comentario

El correo no será publicado.